Blog, Noticias

Alerta sobre difusión y venta de MMS

Hace años que se viene hablando de la estafa que supone la administración de Clorito de Sodio, comercializado bajo las siglas MMS (Miracle Mineral Solution) a niños con autismo pretendiendo curar el autismo. En España, la Agencia Española del Medicamento ya lo prohibió en 2010 (Pincha aquí para ir a la página de la AEMPS)

Muchos artículos se han publicado advirtiendo de los riesgos de la administración de un tóxico, similar a la lejía que se usa para la limpieza y para la desinfección de piscinas. En este enlace de la Fundación Autismo Diario también se advierte de la peligrosidad del producto y de su nula utilidad para ‘curar’ el autismo. Puedes leer el artículo pinchando aquí  .

En un artículo  publicado por el Autism Reserach Institute en 2015, se habla de ello. Te lo traducimos a continuación, aunque puedes leer el original en inglés en este enlace

Alerta sobre el uso del Clorito de Sodio

12 de mayo de 2015

Preocupado por los informes de efectos secundarios negativos de un tratamiento llamado MMS, ARI se acercó a un científico y un puñado de médicos y les pidió que compartieran sus ideas. Esta fue su respuesta:

Reconocemos la ansiedad que los padres pueden sentir cuando se enfrentan con un diagnóstico de autismo, lo que puede llevarlos a realizar tratamientos desesperados, como Miracle Mineral Solution (MMS, por ejemplo, CD de dióxido de cloro o ASEA). Cualquier tratamiento médico que use “Miracle” en su etiqueta nos puede dar indicios para pensar que pueda tratarse de un fraude.  En particular, surgen sospechas con el MMS, un producto cuyo ingrediente principal tiene efectos secundarios que se sabe que son muy dañinos. Reconocemos que hay tratamientos fuera control sanitario, que los padres y profesionales van a probar. Sin embargo, como pioneros en el uso de un abordaje biomédico del autismo, sostenemos que es fundamental que un tratamiento se considere razonablemente seguro antes de dárselo a los niños. No consideramos que MMS cumpla con estos estándares, y viola el precepto principal de la bioética médica: “primero, no hacer daño”.

Muchas familias pasan años probando pautas de desintoxicación en sus hijos, confiando en su mejora; sin embargo no debemos obviar que el MMS introduce una toxina en sus cuerpos. MMS tiene propiedades similares al blanqueador Clorox®, que puede quemar el tracto digestivo superior. Los hilos mucosos que expulsan los niños durante el tratamiento MMS, de los que se dice que son gusanos (aunque el análisis de laboratorio no respalda esta afirmación), son el método del cuerpo para protegerse del estrés oxidativo inducido en el tracto digestivo inferior equivalente la potencia del sol del mediodía en su capacidad para producir quemaduras de sol severas en la piel.

Simplemente no podemos saber qué daño puede ocurrir a largo plazo. Hemos visto deficiencias minerales severas, malabsorción, pérdida de flora beneficiosa y anemia en nuestros pacientes que se han sometido a este tratamiento. La alteración del epitelio y la flora intestinal de los niños podría tener consecuencias imprevistas para sus sistemas inmunes. En algún momento a lo largo de su vida, también pueden estar en mayor riesgo de cáncer de esófago o de estómago, entre otros problemas.

Algunos padres de niños autistas reportan mejoras significativas en las heces y otros síntomas. ¿Esto significa que MMS es un tratamiento efectivo? No necesariamente. El fuerte impulso de la naturaleza hacia la curación es estimulado por el estrés. El ayuno, el ejercicio físico hasta el agotamiento, la falta de sueño, la tortura y los graves traumas físicos y emocionales hacen que los recursos de las mitocondrias, los músculos, la mente y el alma estén a la altura de las circunstancias. Si bien las mejoras temporales resultantes pueden parecer “milagrosas”, existen formas más seguras y de menor riesgo de inducir una respuesta de curación.

Ante estos problemas, desaconsejamos el uso de MMS. Esperamos que los padres se mantengan críticos con las afirmaciones sin fundamento de que los niños se han recuperado o mejorado mucho en ausencia de pruebas objetivas. También recomendamos encarecidamente a los padres que decidan administrar MMS a sus hijos que se lo comuniquen a su médico para que se puedan controlar los efectos secundarios.

Sidney Baker, MD; Ali Carine, DO; Suruchi Chandra, MA;  Kelly M. Barnhill, MBA, CN, CCN; John Green, MD; Maya Shetreat-Klein, MD; Vicki Kobliner MS RDN; Dana Laake, RDH, MS, LDN; Elizabeth Mumper, MD; Nancy O’Hara, MD; and William Parker, PhD

Pues bien, en estos días nos encontramos con el panfleto de difusión de un evento de difusión de este tipo de venenos que se va a celebrar en Lleida, organizado por una asociación de defensa de las llamadas terapias alternativas. El negocio ya se transluce cuando de forma torticera piden una ‘donación’ de 5 € para permitir el acceso. Si son capaces de llamar donación al cobro de una entrada (y aquí tendríamos que ver si esto se ajusta a la legalidad fiscal vigente), ya podemos presumir que no tendrán empacho en poner a la venta publicaciones que promuevan el uso de este tóxico como la panacea (no debemos olvidar que hace unos años lo publicitaron para la cura del cáncer); o incluso el propio producto a pesar de estar prohibido en nuestro país.

Desde CEPAMA queremos sumarnos a las entidades y profesionales consolidados del autismo que nos han precedido en la denuncia del uso del MMS, advirtiendo a las familias que se alejen de todo tipo de embaucadores y no sometan a sus hijos a pseudoterapias que solo les van a producir dolor, enfermedad e incluso la muerte. Queremos reivindicar la condición de las personas autistas como individuos portadores de derechos, valiosos para la sociedad y a los que hay que respetar en su diversidad, procurando los apoyos sanitarios, educativos, terapeúticos y sociales que se requieran a lo largo de su vida, en virtud del respeto a sus derechos fundamentales y en plano de igualdad con el resto de personas que conforman nuestra sociedad. No nos cansaremos de repetir que el autismo no es una enfermedad, que nadie quiere renunciar a su propia naturaleza para convertirse en un individuo diferente, que es la sociedad la que ha de cambiar para acoger a todos los seres humanos que la conforman, sea cual sea su condición.

No nos cansaremos de denunciar los actos de esta sociedad en la que cualquier tipo humano que no responde al estereotipo capacitista es etiquetado, catalogado como inferior o relegado, transformado en objeto de actuaciones sobre las que no le permiten opinar o decidir. Esta que denunciamos hoy es una de ellas.

Hemos abierto una recogida de firmas para que los organismos públicos actúen e impidan que se celebren eventos como el que hemos detectado hoy. Qué duda cabe que los movimientos sociales de base tienen hoy en día la capacidad de cambiar la sociedad, y es por ello que pedimos, a través de este post que firméis para conseguir mover al Ministerio de Sanidad y a los poderes públicos implicados a que tomen medidas y corten de raíz este nuevo intento de envenenar a nuestras niñas y niños autistas.

Firma pinchando aquí 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.