Blog, Noticias

NO ME TOQUES… (pero quiéreme)

Del blog de nuestra compañera Montse, Asper Revolution. Para reflexionar.

Asper Revolution

Cuando era pequeña, antes incluso de poder recordarlo, odiaba que me tocaran. Eso es algo que ha cambiado poco con los años, ligeramente sí, pero no demasiado. Que me toquen es algo que, salvo contadas excepciones, no soporto. De pequeña no había excepciones.

No me gustaba que nadie me tocara, ninguna parte del cuerpo, ni los brazos, ni la espalda, ni las piernas, ni el pecho, ni la cabeza ni la cara. A mí, en cambio, sí me gustaba tocar con mis pequeños deditos, sobretodo orejas, no me preguntéis por qué, no tengo una respuesta.

do-not-touch-98749_1280

Mi madre me echó el otro día en cara que yo nunca la había querido, desde pequeña me apartaba de ella, no quería que me tocase. Nunca entendió, por más veces que le dije, que su forma de tocarme me hacía daño. O no lo entendió o no quiso hacerse cargo de lo…

Ver la entrada original 1.124 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.